Rompe los convencionalismos y dale a tu piscina una forma personalizada 

En este post vamos a ver los tipos de piscinas, porque la forma no es cuestión de capricho, por eso se convierte en hervidero de cabeza para muchos. Lo primero a tomar en cuenta para decidir por la silueta por la cual nos decantaremos, son, por lógica, las dimensiones de la zona en que la alberca será construida.

Lo segundo que hay que saber es que es posible realizar las piscinas en prácticamente todas las formas, por lo que es fundamental que tengas claro el tamaño del área de ubicación para definir que estructura le darás.

Las formas más populares de piscinas son las geométricas y orgánicas. En este artículo, nos centraremos en éstas últimas.

Uno de sus principales atributos es que su piscina puede ser única y exclusiva. Cuando se trata de piscinas con formas libres u orgánicas, hay una gran variedad de diseños de donde elegir.

Los límites sólo los pone su imaginación

El diseño de piscinas ha evolucionado. Bordes infinitos, integración arquitectónica… actualmente, se puede construir lo que se desee.  A continuación, detallaremos algunas de las piscinas orgánicas con más auge en los últimos tiempos.

Tipos de piscinas orgánicas

Piscinas con borde infinito

Las infinity pool permiten que el agua se derrame sobre los bordes de la piscina, lo que le da esa apariencia sorprendente de que el agua está desapareciendo al final. Esta función personalizada es especialmente popular para los propietarios de terrenos con distintos niveles, ya que se aprovecha la inclinación natural de la parcela para la construcción de estos elementos.

Integraciones

En las piscinas de diseño libre es popular la integración de diversos ambientes dentro la alberca. Una barra bar donde servir sus y comidas y bebidas directamente en la piscina, o un Spa donde el agua que rebose caiga hacia dentro de la misma son algunos ejemplos de las posibilidades existentes.

Ecológicas

Si se cuenta con espacio suficiente, se puede crear una piscina natural o ecológica que se asemeje a un lago o laguna en nuestro propio jardín.

Las piscinas ecológicas o naturales han tomado mucha popularidad en los últimos años. Son tremendamente decorativas, ya que se integran en el paisaje y se convierten en maravillosos vergeles de los que no querrás salir.

Estas albercas no utilizan sistemas de depuración químicos, como el cloro o la sal, sino que utiliza medios naturales a base de plantas.

La biopiscina, como también es conocida, consta de dos partes, una zona exclusivamente dedicada al baño y otra, para depurar el agua. La zona de depuración consiste en una piscina llena de sustratos de filtración como grava, arena o piedra volcánica y de plantas. El agua es recirculada de una zona a otra por medio de una bomba hidráulica, de forma que los nutrientes producidos en la zona del baño llegan a las plantas purificadoras, que los eliminan.

El espacio que requiere una piscina natural es mucho mayor que el de una piscina química. Hay que tener en cuenta las dos piscinas en una, la zona depurativa y la de baño. Ambos espacios suelen estar separados por un muro. Además, se requiere una superficie mínima de 25 m2 y una profundidad media de 2,2 metros para que el sistema de depuración funcione correctamente.

De arena

Si hablamos de diseños innovadores, una piscina que simule una playa está en el top. Las piscinas de arena se construyen con formas libres, incluso en su profundidad. Las piscinas pueden presentar uno o más niveles de profundidad, con entradas desde cuota cero como la entrada de una playa.

Se pueden desarrollar decoraciones mediante rocas naturales o tematizadas, spas, cauces de ríos, amarres de madera y por supuesto, el ajardinamiento integrado en las formas de la piscina.

Estos son sólo algunos ejemplos, pues las posibilidades son infinitas.

Materiales: de preferencia piscinas de hormigón

En cuanto a los materiales, las piscinas de forma libre u orgánica pueden ser prefabricadas, elaboradas de paneles o, de preferencia, construidas en hormigón.

La construcción de piscinas de hormigón es la forma más tradicional de hacer una lámina de agua por las ventajas que ofrece:

  Versatilidad y libertad de diseño – Se pueden construir de la forma que desee.

Adaptabilidad – El hormigón se adapta a cualquier tipo de lote o espacio que se tenga disponible para construir la piscina.

 Durabilidad – Es un material que se caracteriza por ser muy duradero.

 Valorización – Incrementa la valoración del inmueble por su coste de construcción.

 

Al escoger al hormigón como material de construcción, también hay que tener en cuenta que:

  • Precio: el precio de construcción de piscinas de hormigón es más elevado.
  • Tiempo: con la utilización de este material, la construcción suelen tardar un promedio de 3 meses.
  • Mantenimiento: los gasto en limpieza y mantenimiento de albercas de hormigón suele ser más costoso.

 

El mejor liner para todo tipos de piscinas

Una vez decidido el diseño y el material con que se va a construir, la piscina debe contar con el mejor revestimiento para garantizar la calidad del baño y la durabilidad del estanque.

Para ello, lo mejor es utilizar el gresite, pues es uno de los materiales más fiables y duraderos para la piscina. Aporta gran resistencia ante la humedad, los cambios de temperatura y los productos químicos gracias a que está hecho con cristal plano, fundido a altas temperaturas.

Otro de sus principales atributos es su aspecto refinado. Ofrece la posibilidad de usar varios colores y permite crear dibujos o adornos al gusto personal, lo que es ideal para todo el concepto de piscinas de forma libre. No sólo es la silueta, sino que también podrás  personalizar el interior de tu piscina.

En gresitepiscinas.com nos esforzamos en ofrecerte una gran variedad de productos en gresite para piscinas de la más alta calidad y al mejor precio de toda España.

No dudes en contactar con nosotros, ya que nuestro equipo de especialistas está disponible para resolver todas tus dudas sobre tipos de piscinas y más, ofrecerte el mejor servicio.

Compartir esta publicacion