Piscina tipo riñón

Espacio

Generalmente, las piscinas residenciales se instalan en los patios o jardines interiores de la casa, para que los bañistas cuenten con mayor privacidad. No obstante, cuando de gustos se trata, no hay géneros que valgan y es así como vemos piscinas en la entrada principal o en un lateral de la propiedad.

En ambos casos, la forma riñón es ideal, pues sin las líneas marcadas de una piscina tipo geométrica, tiende a verse más natural y adaptarse mejor a los espacios.

Las piscinas de este tipo quedan muy bien en espacios a partir de los 50 metros cuadrados, pero si son de menor tamaño no son recomendables, dado que se desperdicia gran parte de su extensión.

Las piscinas de tipo riñón quedan muy bien en espacios a partir de los 50 metros cuadrados, pero si son de menor tamaño no son recomendables.

Para tener una idea más clara del espacio que ocupará la construcción, una de las maneras más sencillas de planificarla es tomando como marcador hilo grueso y pisapapeles para moldear la superficie que ocupará la piscina. De esta manera, podrás proyectar con mayor facilidad dónde poner las áreas de descanso, los ingresos, andadores y áreas verdes.

Como información general, tenga en cuenta que para uso residencial las medidas de albercas van de 8×5 metros, 10×6 metros y 12×8 metros, dependiendo del espacio disponible.

De igual forma, una piscina de 6×3 metros es ideal para dar servicio a una familia de 4 integrantes, por lo que puede realizar la medición exacta o aumentar los metros correspondientes por lado según el número de personas que la usarán.

Diseño

Para que la piscina luzca espectacular, las opciones son infinitas si se utiliza el gresite como revestimiento. Este material nos permite elegir entre varios colores y formas pudiendo realizar mosaicos de modelos prediseñados o de figuras originales propias de su imaginación.

Para que la piscina luzca espectacular, las opciones son infinitas si se utiliza el gresite como revestimiento.

Una de las principales ventajas del gresite es la gran variedad de colores, tonos y matices que ofrece.

Para los gustos más clásicos está el tradicional gresite azulen colores lisos como en su formato niebla. Si de elegancia y modernidad se trata, el gresite blanco se  utiliza para crear piscinas con una tonalidad clara.

Con gresite se pueden recrear los tonos verdososy azulados del Caribe y hasta crear un efecto arena dentro de tu piscina riñón con diferentes tonalidades y saturaciones de marrón.

En nuestra página web encontrarás el mejor precio de gresite por m². No dudes en contactarnos.

Compartir esta publicacion